Astún… también dominio gastronómico

Supongo que vosotros también os habréis dado cuenta. La parte gastronómica de Astún ha dado un cambio vertiginoso en los últimos años.

Quizá recordéis con más empaque la inauguración el año pasado del Henrí Abelé Gourmet Lounge… mola el sitio, ¿eh?… pero hay otros muchos escenarios y, sobre todo, mucha gente detrás.

Como en cualquier restauración que se precie -queda excluida la de medio pelo porque ni yo, ni vosotros toleráis lo mediocre- hay un trabajo que queda en la sombra. Lo mismo que en una estación de esquí. Para que todo funcione a la perfección hay mucho curro detrás, que parece inexistente. Lógicamente no es casual que algo esté impecable sin un equipo, aún con nombre y apellidos, que parece ser anónimo porque no se ve. Pero los resultados si.

Todo esto viene a cuento porque recientemente, mientras muchos estabais esquiando, el equipo de hostelería de la estación se estaba formando en las instalaciones de una bodega que también forma parte del elenco de colaboradores de Astún. Es Dominio de Longaz y telita cómo están los vinos que firman en esta santa casa de la DOP Cariñena.

Allí, el pasado 17 de diciembre, repito, mientras estabais disfrutando de lo lindo, 22 profesionales que os atienden en los restaurantes y terrazas de la estación recibieron un curso de la mano de Luis Alberto González (sumiller y profesor titulado) y Silvia Tomé (enóloga y responsable de la bodega Dominio de Longaz). Conocieron y aprendieron cómo es una bodega y cómo se elabora el vino, cuáles son los productos que se sirven en la estación, cuáles son los conceptos de cata, cómo se sirve correctamente un vino, da igual que sea tranquilo o espumoso… todo esto aleccionó al equipo de hostelería que bien conoce los productos que luego, tan ricamente, nos tomamos nosotros en Astún.

A partir de ahora los elaborados en Dominio de Longaz también estarán en la estación. Y el equipo de buena gente que los recomienda/sirve/contagia tiene la formación suficiente como para garantizar que disfrutamos en cada sorbo. Al final de eso se trata, de hacer las cosas bien y que nos traten como lo hacen en ese rincón nevado del Valle del Aragón.

No, si al final ya me veo cogiendo sillas y esquiando para ir de una terraza a otra. La de Cava&Snow la primera, que le tengo cariño… pero no me dejaré ni una ni media.

Chin chin!!!. Por Astún, su esquí y su hostelería!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s