World Snow Day 2016

Anuncios

World Snow Day 2016

El Día Mundial de la Nieve, por si no os lo había contado y alguien no lo sabe, es una apuesta que hizo hace años la Federación Internacional de Esquí con el fin de promocionar todas aquellas actividades que pueden hacerse en la nieve, sobre todo entre los niños.

En nuestro caso, en el astunero, llevamos varias ediciones celebrando esta efeméride y en la reciente edición de 2016 -se celebró el pasado domingo 17 de enero- hasta el buen tiempo se alió con la estación… porque vaya día precioso que salió.

De nieve íbamos sobrados, o mucho más contentos que satisfactoriamente, por si hay algún tiquismiquis leyendo, y todo salió de manera espléndida. Había desde un par de zonas de test, tanto en el snow park, como en la base de la estación, telesillas a pleno rendimiento, caras de felicidad, terrazas derrochando buenrollismo y, hete aqquí, la nueva zona de trineos de la que os hablaré en breve.

Fue sin duda un buen día de nieve. Y no por la celebración que conllevaba aquella fecha, que también, sino porque en Astún se alinearon los planetas para que todo estuviese en orden.

Quien escribe estas líneas lo pasó mejor que bien. Así que bien por esta iniciativa de dedicarle un día a la nieve -menos mal que hay muchos y eso también es digno de celebración- y bien por estaciones como la que nos acoge, que siempre tiene algo que enseñar en cada remonte, rincón, vista o paisaje.

El que avisa no es traidor…

…y los que traen por estas fechas son los Reyes Magos. Si estáis pensando planes para despedir estas fiestas navideñas ahí va una propuesta infalible.

No es sólo que Sus Majestades los Reyes de Oriente pasen por Astún como cada año, que también. De hecho lo harán el 6 de enero, como manda la tradición, a partir de las 13:00h en el Jardín de Nieve. Pero una cosa: guardadme el secreto porque me lo ha chivado un paje real que suele frecuentar el invierno pirenaico y cada vez que recoge cartas hace un alto en la estación. Chisst.

El día de reyes estarán los tres. Melchor, Gaspar y Baltasar permanecerán el tiempo suficiente con los niños que quieran charlar con ellos. Así que padres… primera parte del plan.

La segunda, que casualmente tendrá lugar la noche anterior, está pensada para los no tan niños. ¿Habéis esquiado de noche con antorchas alguna vez?. Es una experiencia única que todo esquiador debería vivir. Por ello Astún vuelve a insistir y, aunque hay que tener un cierto nivel de esquí, quiere ponérselo fácil a los más intrépidos. Si os hace la idea estad de 17:30 a 18:30 en el telesilla de Truchas. Os entregarán una antorcha, subiréis y comenzará el descenso por las pistas Toboganes y Bucardo para acabar en la base de la estación. Y seguidamente chocolatada para los peques o terraceo en el Hotel Europa y en los distintos garitos astuneros.

 ¿Era infalible o no era infalible?

 

 

 

 

Feliz año nuevo, no?

12471684_1167520699939165_6966409975753836624_oTercera temporada enrolado en este espacio. Madre mía  cómo pasa el tiempo. Otra vez que casi sin darnos cuenta estrenamos calendario. Ya tenemos encima un 2016 que se ha presentado con menos nieve de la que quisiéramos (en este día de año nuevo hemos tenido 21kms esquiables) pero que nos deparará grandes y espesos momentos. Seguro estoy de ello.

Jamás había recibido el año en la estación y eso es algo nuevo. Por lo tanto este recién estrenado ya viene con algo inusual, con cierta singularidad. Hoy, la verdad, poquita gente… el día de año nuevo se suele ver poco personal. Pero vaya, que eso sucede en una estación de esquí, en una gran ciudad o a pie de playa. Sobre todo a primera hora, que no hay ni Blas.

1917413_1166447993379769_5738558934440086473_n
Cañones a pleno rendimiento 

Bien de temperatura, cañones produciendo sin cesar, brindis y unas cuantas bajadas antes de comer. No sé qué os parecerá a vosotros pero a mi me basta y me sobra. En unos días vendrán los de Oriente y veremos a ver si traen lo que les pedí; mira que era sencillo: un buen manto de nieve para deslizarla sin compasión. Por cierto, ese día y sabéis que de les recibe como merecen en la estación así que yaos contaré.

Astún… también dominio gastronómico

Supongo que vosotros también os habréis dado cuenta. La parte gastronómica de Astún ha dado un cambio vertiginoso en los últimos años.

Quizá recordéis con más empaque la inauguración el año pasado del Henrí Abelé Gourmet Lounge… mola el sitio, ¿eh?… pero hay otros muchos escenarios y, sobre todo, mucha gente detrás.

Como en cualquier restauración que se precie -queda excluida la de medio pelo porque ni yo, ni vosotros toleráis lo mediocre- hay un trabajo que queda en la sombra. Lo mismo que en una estación de esquí. Para que todo funcione a la perfección hay mucho curro detrás, que parece inexistente. Lógicamente no es casual que algo esté impecable sin un equipo, aún con nombre y apellidos, que parece ser anónimo porque no se ve. Pero los resultados si.

Todo esto viene a cuento porque recientemente, mientras muchos estabais esquiando, el equipo de hostelería de la estación se estaba formando en las instalaciones de una bodega que también forma parte del elenco de colaboradores de Astún. Es Dominio de Longaz y telita cómo están los vinos que firman en esta santa casa de la DOP Cariñena.

Allí, el pasado 17 de diciembre, repito, mientras estabais disfrutando de lo lindo, 22 profesionales que os atienden en los restaurantes y terrazas de la estación recibieron un curso de la mano de Luis Alberto González (sumiller y profesor titulado) y Silvia Tomé (enóloga y responsable de la bodega Dominio de Longaz). Conocieron y aprendieron cómo es una bodega y cómo se elabora el vino, cuáles son los productos que se sirven en la estación, cuáles son los conceptos de cata, cómo se sirve correctamente un vino, da igual que sea tranquilo o espumoso… todo esto aleccionó al equipo de hostelería que bien conoce los productos que luego, tan ricamente, nos tomamos nosotros en Astún.

A partir de ahora los elaborados en Dominio de Longaz también estarán en la estación. Y el equipo de buena gente que los recomienda/sirve/contagia tiene la formación suficiente como para garantizar que disfrutamos en cada sorbo. Al final de eso se trata, de hacer las cosas bien y que nos traten como lo hacen en ese rincón nevado del Valle del Aragón.

No, si al final ya me veo cogiendo sillas y esquiando para ir de una terraza a otra. La de Cava&Snow la primera, que le tengo cariño… pero no me dejaré ni una ni media.

Chin chin!!!. Por Astún, su esquí y su hostelería!!!

Primeras 192 horas

Una semana entera y verdadera desde que se abrió la estación, con inmaculado puente por medio, y muy buenas sensaciones en este comienzo de temporada. Ya lo creo.

Y ojo, no es que sea una opinión mía -única y personal- que lo que he podido sondear por ahí lo confirma. La gente de la estación satisfecha porque todo estaba listo para darle el banderazo de salida a la de 2015- 2016; servicios y alojamientos sonrientes porque la ocupación hotelera rozaba el “completo”; y las caras de los primeros esquiadores no dejaban margen a la duda… felices por retomar su actividad fetiche en semejantes condiciones.

En los primeros días, más ajetreados de lo normal por ser festivo, se empezó con algo más de 30 kilómetros. Suficientes, ¿no?. Otros años ni siquiera se había abierto la estación pero en esta ocasión era una apertura a lo grande. Poco a poco fueron llegando los esquiadores más madrugadores y algunos tuvieron premio. Mirad qué cara los que se llevaron los magnums –véanse botellas de 1,5 litros- de Freixenet. Así cualquiera estrena la temporada con chispa.

La nieve estaba apetecible, no había tanta gente en pistas como anunciaba el parking, buena temperatura… ¿qué más se puede pedir?. En mi caso alternar bajadas suaves –prudente que es uno y no quiere jugarse la temporada por ir a lo loco y besar la nieve antes de hora- con brindis y bocados. ¡¡¡Qué ganas tenía de volver a pisar el Henry Abelé Gourmet Lounge!!!.

Personalmente creo que lo que bien empieza bien acaba. Así que para ir afirmándolo poco a poco toca volver a subir y comprobarlo en primera persona. Señoras y señores, a por las 192 horas siguientes, que a pesar de una ligera merma en la superficie, tenemos 24,5kms y 29 pistas abiertas.

 

Bienvenieve!!!

Señoras y señores… lo tenemos. Llega lo que probablemente más estábamos esperando: el arranque de la nueva temporada, ¿a que sí?. Pues ya está aquí. Se acabaron las esperas.

Las nevadas y las bajas temperaturas de los últimos días han traído consigo la cantidad suficiente como para que nuestra estación, que llevaba semanas preparándose, esté a pocas horas de abrir sus puertas. Si, sí, habéis leído bien. Astún me dice que el próximo jueves, día 3 de diciembre, se le dará el banderazo de salida a la temporada 2015- 2016.

Así está la estación hoy

Los amigos astuneros están trabajando a destajo en pistas, ultimando detalles, poniendo todo a punto y produciendo nieve para que todo esté en orden… desde ya mismo. Este año la climatología ha sido generosa con nuestras montañas y en un par de días podremos disfrutar de la nieve y el esquí. Según me dicen -noticias que le llegan a uno desde allí arriba, desde ese precioso extremo norte del Valle del Aragón- se van a poner en marcha cinco telesillas, cinco telesquís y tres cintas. Y sobre el dominio esquiable se presenta con ganas, con treinta kilómetros esquiables. Pistas, remontes y espesores más que generosos para este último mes del año.

Con semejante capa… nada más que añadir señoría

Tenía ganas de retomar la actividad de este blog y eso ha llegado al mismo tiempo que la nieve. Bendito invierno el que nos espera porque, si todo está en su sitio y las previsiones son generosas, tendremos una excelente temporada. A partir de ahora, con las pistas en funcionamiento, os iré contando lo que acontezca en la estación. Tengo varias ideas para poner en marcha pero eso será pronto y no ahora. Lo primero de todo es contener las ansias de esquiar porque, tan pronto pueda, me voy a Astún.

Espero y deseo que tengáis buena temporada, que vayáis con la prudencia y con el sentido común de siempre, y que disfrutéis de un año que, por la nieve, seguro nos trae muchos bienes en forma de descensos, brindis y placer.

Nos vemos en pistas!!!.

Ah!!! y este año a ver quién es el primero en subir en la silla y gana la botella gigante de cava como las de la formula uno y la moto GP que les dan a los pilotos y vemos en la tele.